LA CLANDESTINA > TARRAGONA

El pasado sábado 10 de Noviembre convocamos una de las ya habituales CLANDESTINAS, en esta ocasión, por tierras de Tarragona.

Las Clandestinas del Club, a diferencia de las prestigiosas BlueGreen, son salidas informales, sin competición, sin road book, sin equipos …una salida matinal, casi improvisada, una buena ruta y un buen almuerzo. Una magnífica excusa para encontrarse y disfrutar de un paisaje espectacular y de inmejorables carreteras con muchas curvas. Una ocasión para charlar con nuevos y otros ya conocidos amantes de nuestras míticas R80 G/S y R100 GS.

A las 10:00 de la mañana, los 34 inscritos llegaron puntuales al punto de concentración, en este caso habíamos quedado en La Orangerie de Clos Barenys en Vilaseca, Tarragona. Allí estaban representados todos los modelos de las GS de dos válvulas, incluida una espectacular Kalahari que estrenaba uno de los socios del Club, ésta fue la gran excusa de la convocatoria, para poder disfrutar de este modelo con brillo propio, la R80 G/S, espina dorsal del grupo , y unas cuantas en su espectacular versión Paris Dakar. También estaba representada la Basic, culminación de la histórica serie, varias R100 y R80 GS, incluida una preciosa R100 GS edición limitada Paris Dakar de 1988, completaban la exposición.

La ruta planificada por uno de los miembros del comité del club, Josep María Vidal-Barraquer, junto con su hijo Eduard, diseñaron una ruta a gusto de todos los participantes que cruzaba cuatro comarcas de Tarragona, con 150 km de curvas y constantes cambios de trazado y paisaje. Un recorrido adecuado para sacar partido a unas máquinas que siguen siendo una delicia de conducir por los más complicados y revirados trazados de montaña.

Para rodar con tranquilidad y seguridad, uno de los principios fundamentales del Club, se organizaron cinco grupos con un Road-lider cada uno. Se dió la salida en intervalos de tres minutos, con el objetivo de reencontrarse a mitad de la ruta para compartir un café e intercambiar impresiones. La ruta constaba de dos alternativas, una de asfalto para la gran mayoría y otra off road en la que participó uno de los grupos.

Se buscó la manera de incluir algunos tramos míticos y habituales en todos los rallys de coches y motos de los últimos 60 años, ya que las comarcas montañosas del Priorat y de Prades se caracterizan por carreteras sinuosas, con trazados clásicos, y duros. Excelentes pavimentos y un transito reducido configuran un magnífico marco para disfrutar con las G/S y sacar partido de su agilidad. El ritmo de los grupos permitía disfrutar de los paisajes otoñales y de los contrastes de la zona.

Tras la parada y el café de media ruta, los convocados se dispusieron a recorrer los últimos 80 km, en un trazado muy variado que les llevó de vuelta a Clos Barenys. Allí, en un entorno muy motero y rodeados de una espléndida colección de motos y una ambiente muy acogedor, disfrutamos de una extraordinaria y delicada comida gourmet.

El debate y el análisis de una Clandestina más en los anales del Club, las anécdotas y las bromas entre los asistentes hicieron una agradable sobremesa hasta  finalizar el postre con una copa de Cava, procediendo al esperado momento de los agradecimientos a los organizadores y del sorteo habitual del regalo de BMW Motorrad España, que correspondió al afortunado Julià Luna.

Desde el Club queremos hacer una mención especial a José Bach, por su generosidad y saber hacer en todo momento, cediendo sus magníficas instalaciones de las Bodegas Clos Barenys.

Back to Top